Barra de Abarrote

Abarrote, el nuevo bar todo en uno

La comida take-away ya no es aburrida. Cada vez surgen nuevas opciones para comer rico y casero en estos tiempos de prisas y locura. Abarrote es la nueva propuesta del ya conocidísimo “Grupo Murri”. Terre, Murri y ahora Abarrote: tres de las mejores ofertas para comer en Alicante. Ya era hora que MasticAlicante se estrenará probando nuevos sabores de la capital. Esta vez, decidimos ir a comer a Abarrote. Un nuevo bar en el que puedes sentarte a probar sus platos, llevártelos a casa o comprar sus productos delicatessen como en cualquier tienda de abarrotes o abastos.

Abarrote es un bar pequeñito y abierto a la calle. Es imposible pasar junto a él y no quedarte embobado mirando su interior. Tiene una estética muy cuidada con un llamativo cartel de neón en su entrada. Hay poquitos elementos: unos cuantos taburetes y mesas altas de estilo industrial, una barra protagonista y un llamativo mostrador que exhibe los productos en venta cual tienda de ultramarinos de toda la vida. Eso sí, con un toque muy sofisticado gracias a las tres lámparas doradas en forma de esfera que destacan sobre el estilo más sobrio del local.

Fuimos un día lluvioso, y cuando entramos al local aún estaba vacío. Perfecto para contemplar todos los detalles de Abarrote. Enseguida provocamos un efecto llamada, y a los pocos minutos el bar comenzó a llenarse creando un ambiente distendido e informal con gente “abarrotada” por todos los rincones. Se nota que Abarrote está funcionando muy bien. Nota: no admiten reservas ya que es un local pequeñito. Entre semana tendrás menos problemas para encontrar un hueco. Nosotros fuimos un martes y se llenó, así que no me quiero imaginar como será un sábado.

Esperando en una de las mesas de Abarrote

La carta ofrece tapas, guisos, ensaladas, platos del día y postres. Puedes comenzar el aperitivo con tu cerveza o vermut acompañados de una buena lata de conserva, agrios con patatas, embutidos artesanos, tablas de quesos o salazones. También puedes probar algunas de las tapas más castizas como las patatas bravas, la ensaladilla de bonito escabechado o diferentes entrepanes.  El guisoteo se ha vuelto a poner de moda, así que no puede faltar un buen plato de cuchara como callos con bacalao y garbanzos, carrillada ibérica estofada, albóndigas de atún, pulpitos en salsa u otros guisos que van variando en el día a día.

Ante tantos platos, una vez más la indecisión se volvió a adueñar de mí. Menos mal, que existen soluciones para los dudosos como yo. Si quieres probar un poco de todo y hacerte una idea global de Abarrote, tienen un menú para dos personas bastante apañao. Consta de 7 platos para compartir. Cuesta 18 €, sin la bebida. No os imaginéis raciones contundentes. Más bien son pequeñas porciones de degustación, a modo de tapeo.

Carta con el menú para dos personas Abarrote
Menú dos personas Abarrote. Imagen de MasticAlicante

Para comenzar, nos trajeron una tabla con pan rústico tostado con tomate y cuatro variedades de embutido casero (chorizo, salchichón, morcilla y blanco). Perfecto para refrescarnos con una buena cervecita.

Pan con tomate y surtido de embutidos caseros de Abarrote
Pan con tomate y surtido de embutidos caseros. Imagen de MasticAlicante

A continuación, probamos la ensaladilla de bonito escabechado. No hay nada como una ensaladilla jugosa con una buena cantidad de mayonesa y un buen producto como el bonito. Como a mi pareja no le gusta mucho la ensaladilla, hice el “terrible esfuerzo” de comérmela por él. A cambio, él me tuvo que robar todos los palitos de pan que la acompañaban. Una vez más los dichosos brackets no me dejaron comer cosas duras.

Ensaladilla de bonito escabechado de Abarrote
Ensaladilla de bonito escabechado. Imagen de MasticAlicante

Seguimos con las patatas bravas. Estaban presentadas de forma original; con una forma rectangular y sobre ellas esferas con la correspondiente salsa brava y de ajo. Se podía apreciar que no eran patatas normales cortadas con esa forma y ya está. Eran unas láminas de patatas unidas que al masticarlas se deshacían. Tengo que decir que mis expectativas con estas patatas eran mucho más altas. Había oído muy buenas críticas, y también había ojeado fotos del plato con una pinta espectacular. Pero no sé si fue el día o nos tocaron unas patatas con un aspecto un poco más destartalado que no destacaron en mi ranking de bravas. En cuanto a la ración, también habría puesto un par de patatitas más. Quedaba un tanto pobre poner una sola patata por persona.

Patatas bravas de Abarrote
Patatas bravas. Imagen de MasticAlicante

Como plato principal, puedes elegir un guiso. Nosotros nos decantamos por el guiso del día, que era un pollo al curry. También lo sirven para compartir en una cazuelita de hierro mediana. Venía el pollo sólo, sin ningún acompañamiento de arroz ni nada. Por encima, llevaba unos trozos de huevo duro. La verdad es que no supe identificar bien los sabores. Pero no me supo al curry más tradicional, me recordó más bien a un pollo en pepitoria. La salsa no estaba del todo bien ligada, se veía como el aceite estaba separado de la salsa. Al menos, el pollo estaba súper tierno. Se deshacía con el tenedor. En general el sabor me gustó, pero mejoraría algunos detalles como el acompañamiento y la terminación del plato.

Pollo al curry de Abarrote
Pollo al curry. Imagen de MasticAlicante

Después del guiso, podíamos elegir un bocata cada uno. Escogimos un mollete de pollo de corral con aguacate y una chapata crujiente con sardina ahumada. Los dos bocatas o más bien “bocatillas” estaban riquísimos. Me gustaron muchísimo los dos. Eran bocadillos elaborados y con un sabor que recomiendo probar si vais.

Mollete de pollo de corral y aguacate y chapata crujiente de sardina ahumada de Abarrote
Mollete de pollo de corral y aguacate y chapata crujiente de sardina ahumada. Imagen de MasticAlicante

Por último, como postre nos sirvieron una coca de chocolate con aceite y sal. No sé por qué pero en mi cabeza esperaba una base de coca al uso, como las que comemos los alicantinos desde bien pequeños. Sin embargo, era un pan (una especie de mollete al grill) que se servía con el chocolate un poco caliente por dentro, un chorrito de aceite y sal en escamas por encima. Yo no puedo decir nada negativo de algo que lleve chocolate, por lo que era un bocado bastante rico. 3 ingredientes que nunca fallan, y si están mezclados triunfan.

Coca de chocolate, aceite y sal de Abarrote
Coca de chocolate, aceite y sal. Imagen de MasticAlicante

***

Valoración: Abarrote es un bar moderno en el que sentarte a disfrutar de raciones elaboradas con un buen producto de mercado, tradicionales de la zona y reconvertidas a la actualidad. Mezclando la tradición y la novedad consiguen atraer a un público que busca sabor, calidad y presentación a un precio razonable. Os recomiendo la opción más asequible del Grupo Murri si os gusta descubrir sitios nuevos que están en la boca de los alicantinos. Eso sí, si buscáis un tapeo más contundente y con raciones generosas al estilo granaíno este no es vuestro sitio.

Localización y horario

Dirección: Calle San Fernando, 23, 03001 Alicante

Horario: Lunes 13:00 a 16:00

Martes a sábado: 13:00-16:00, 20:00-24:00

Domingo cerrado

Teléfono: 965 50 13 19

Web

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*